Principio de página
  • Foto del escritorSobrevivir al cáncer de mama

El lado emocional y mental del cáncer de mama

La semana pasada compartí un post personal en nuestro boletín en el que hablaba de la persona que era antes del cáncer y en quién me he convertido después del cáncer. El post era corto, pero básicamente, incluso 3 años después de mi diagnóstico inicial, todavía estoy procesando y llegando a un acuerdo con mi cuerpo. Hay un factor importante del que no solemos hablar y es la salud mental. Cuando oyes las palabras tienes cáncer, sí, sabes que vas a pasar por un infierno físico, pero ¿podemos hablar de la confusión mental que experimentamos?


Todos habéis respondido a la llamada:

Andrea se pasó un año intentando volver a ser quien era antes del diagnóstico y la operación. Estaba más delgada y musculada. Entonces, sus pulmones se colapsaron parcialmente y ya no pudo. Los inhibidores de la aromatasa han cambiado el funcionamiento de su cuerpo.


No tener acceso al estrógeno significa que es difícil hacer músculo y mantenerlo. Todo lo que Andrea sabe es que tiene que moverse significativamente TODOS los días por varias razones:


Andrea afirma:

Andrea Magni, superviviente de cáncer de mama
  • Mi cuerpo necesita el ejercicio para mantener mi estado de ánimo. El ejercicio es el único estabilizador natural del estado de ánimo y sólo funciona si es constante y a lo largo del tiempo.


  • Mis articulaciones se benefician del movimiento diario.


  • Encontrar nuevas formas de moverse es divertido, ya sea en una clase de Zumba o de burlesque.


  • Ayuda a mantener un peso estable, especialmente cuando hago levantamiento de pesas.


  • La meditación también es importante. Incluso 10 minutos de atención plena son importantes.




Se fija objetivos como entrenar para una media maratón o mejorar su tiempo de natación de 1 milla. Tener objetivos nos mantiene centrados en lo importante. Para ella siempre es el camino y no sólo el día de la carrera.


Andrea, ¿cuál es tu gran consejo para otras personas que están pasando por un cáncer de mama en estos momentos?


"Habla con mujeres mayores sobre lo que hacen para las articulaciones doloridas, los músculos doloridos y cómo mantienen su musculatura. Es un privilegio aprender de ellas. Yo también espero ser vieja algún día.


Aprende qué nutre tu cuerpo ahora menopáusico. Es menos y diferente de lo que podía ser antes".


 

El primer diagnóstico de cáncer de mama primario de Brookshire fue en 2004. Sintió una negación inmediata y llamó a su hermano para preguntarle a su amigo médico cómo determinaban que el tumor era cáncer; ¿era mediante una persona en formación que miraba al microscopio y decía: "A mí me parece cáncer"?

Brookshire se preguntó si se encontraba en el bajo porcentaje de falsos positivos, sin darse cuenta en ese momento de que tenía 5 tías que habían tenido cáncer de mama y pertenecían a la generación en la que nunca se pronunciaba la palabra "cáncer".

En 2006 se le descubrió un segundo cáncer de mama primario en el lado opuesto (ambos se detectaron en mamografías realizadas el mismo mes). Brookshire se había caído de una escalera y aún llevaba muletas cuando la llamaron de la consulta del médico a la hora de comer.


Una enfermera abrió la puerta de la sala de espera y, al verla con muletas, exclamó: "Oh, ¡también tienes eso!"

A Brookshire le pareció una forma mentalmente agotadora de enterarse de que uno tiene cáncer. Brookshire pensó en silencio: "Supongo que esto significa que realmente tenía cáncer la primera vez".

 

Sarah también tiene 15 kilos de sobrepeso y está intentando superar la menopausia tras una histerectomía total. Tiene la mutación genética BRCA1 y ha dejado de tomar Letrozol porque los efectos secundarios eran horribles. "Me sentía como una mujer de 90 años muy poco saludable", exclama. Sarah había sido una persona activa, sana y había pasado su vida al aire libre y, como muchos de nosotros, siempre busca el lado positivo de las cosas.


Después de dejar de tomar Letrozole, estaba segura de que se sentiría mejor, haría ejercicio y perdería todo el peso. ¡No! Sarah se lamenta de que el aumento de peso continúa y todavía tiene un dolor horrible en los pies y los tobillos.


No ha abordado el aspecto de la salud mental. Es fuerte. Siempre ha estado sana. Tiene apoyo. Lo tiene.


Para ella, el tratamiento del cáncer fue pan comido comparado con la vida como superviviente. Es duro. Requiere esfuerzo y conciencia cada día. El componente de salud mental es real, a pesar de que pasa la mayor parte del día ignorándolo. Sarah es paramédico y enfermera y ha estado involucrado en la medicina de emergencia como una primera respuesta durante más de 20 años. Ha visto cosas muy traumáticas para mucha gente. Ella afirma, "Mi mente y mi cuerpo guardan el trauma, entiendo el trauma. Puse mi trauma de trabajo en mi "caja de trabajo" en mi cerebro. No puse el cáncer en la categoría de trauma. ¡OMG! De verdad???? ¿Cómo no sabía que el cáncer es un trauma?".


Sarah se ha levantado y ha seguido adelante.


Sarah, ¿cómo ha afectado a tu salud mental el hecho de ser menos activa, menos sana, menos fuerte, menos delgada?

"Creo que pasa factura y es fácil descontarlo. Mientras sigo adelante y aprendo a vivir como una superviviente y a vivir y prosperar en la vida cada día, me esfuerzo por aprender a ser más consciente de mi trauma más reciente. Nuestros cuerpos y nuestros cerebros guardan traumas y pagamos el precio en nuestra vida cotidiana. En este momento de mi vida quiero entender y ser consciente de cómo me ha cambiado el cáncer, cómo ha afectado a mi salud mental y ser realista al respecto. Quiero sentarse en el fuego con eso, quiero entender porque después de todo, tuve la cirugía y la quimioterapia y medicamentos para sacar el cáncer de mí. Quiero abordar el trauma para poder soltarlo y dejar que mi mente y mi cuerpo se curen por completo. Es un viaje, uno que seguirá enseñándome a lo largo de la vida con todos los baches y todas las alegrías".

Entradas recientes

Ver todos

¡Te tengo!

Comentarios


Lunes de meditación:

Canto de los chakras con Gloria

Lunes a las 10.00 h ET 

RSVP

Thursday Night Thrivers:

Grupo de apoyo en todas las etapas

Jueves a las 19.00 h ET

RSVP

 

Thursday Night Thrivers:

Grupo de apoyo al cáncer de mama metastásico

Primer y tercer jueves

del mes a las 19.00 h ET

RSVP

 

Thursday Night Thrivers:

Grupo de apoyo al cáncer de mama inflamatorio

Segundo jueves

del mes a las 19.00 h ET

RSVP

Reunión de cuidadores

Tercer martes

del mes a las 19.00 h ET

RSVP

Martes por la noche

Después de un Diagnóstico:

Grupo de Apoyo en Español

2do y Cuarto Martes de cada mes 

7:00 p.m. ET

RSVP

Animar y capacitar

Para recién diagnosticados

10 de septiembre, 11:00 a.m. ET

RSVP

Club de lectura sobre el cáncer de mama

El primer domingo de cada mes

RSVP

Pilates

14 de junio, 11:30 a.m. ET

RSVP

Yoga Restaurativo:

Descubrir oportunidades

17 de junio , 5:30 p.m. ET

RSVP

El abrazo del sol: Meditación para el solsticio de verano

21 de junio, 11:00 a.m. ET

RSVP

Qi Gong

25 de junio, 11:30 a.m. ET

RSVP

Arteterapia

1 de julio, 18.00 h ET

RSVP

Baño de bosque

2 de julio, 18.00 h ET

RSVP

Yoga Fitness con asistencia en silla

9 de julio, 11:30 a.m. ET

RSVP

Estiramientos de yoga para el colgajo DIEP

9 de julio, 18.00 h ET

RSVP

Reflexionar y recargar

Escritura expresiva

22 de julio, 18.00 h ET

RSVP

More events in English

RSVP

Próximos eventos

1

Surviving Breast Cancer ofrece apoyo, eventos y seminarios web sobre el cáncer de mama sin coste alguno para usted. Tanto si desea adquirir más conocimientos sobre un tema en particular como si desea reunirse con otras supervivientes de cáncer de mama, tenemos algo para todo el mundo. 

2

Nuestra cita permanente de los jueves es para todos los estadios. También organizamos grupos específicos una vez al mes para estadios y subtipos concretos, como el cáncer de mama metastásico, el cáncer de mama inflamatorio, etc. 

3

El Club de Lectura se reúne el primer domingo de cada mes a las 11 am ET. Puedes unirte todos los meses o elegir un mes en función de tu disponibilidad y del libro que estemos leyendo. 

4

A través del arte, la escritura y otras modalidades creativas, tenemos el poder de gestionar nuestro estrés, dar sentido a nuestro ahora y relajarnos en momentos de quietud. 

5

Clases gratuitas, mensuales y en línea de yoga restaurativo, yoga para el cáncer de mama y Zumba. 

6

Después de un diagnóstico

pie de página